domingo, 17 de abril de 2016

NUEVO: MARZO/ABRIL.













Soy de esas personas que le gusta coleccionar maquillaje pero no siempre lo utiliza (casi nunca) y si lo hace, son los mismos tres productos de siempre algo de base extra clara, sombra de pestaña y de ojo, sería. Me impacta lo mucho que me gusta juntar labiales pero lo malo, al menos para mi, es que como paso hablando todo el santo día y tomando agua, lo pierdo con facilidad. Mal. Tendré que tener el hábito de maquillar mis labios si veo que se está saliendo pero de verdad, me da mucha pereza. 
Estos meses he juntado muchas cosas (no son muchas pero algo es) y empezamos con el clásico de clásico en mis compras:
  1. Elásticos para el cabello.
    Los amo. Debí tener una colección seria de elásticos que a medida que ha pasado el tiempo los he ido perdiendo. Suelo llevar dos de ellos en el bolso porque o presto uno o se me pierde dentro de tanta cosa que llevo y siempre hay que tener uno en la muñeca para esos momentos. El de lunares lo compré en TodoModa y el rosado en una feria artesanal cerca de mi universidad y me costó $500 pesos. Barato, muy barato.
  2. Esmalte de uñas.
    Hace rato que quería un esmalte de ese color y los que encontraba eran de marcas que no me gustaban o no las conocía así que prefería no arriesgarme y dar media vuelta pero esa vez que fui a TodoModa lo encontré y decidí llevarlo, si bien no conocía la marca era el color preciso que quería. Llegué, me lavé las manos y probé y ahí están los resultados. Es mi esmalte favorito, ever. Veo mis manos y las siento tan ¿verano? No lo sé. Son colores que me gustaría llevar en verano y verlos me recuerda a ello.
  3. Labial.
    Tengo un serio problema con los productos Avon que todos los meses pido algo (gracias mamá) y decidí arriesgarme con este labial café (tiene un olor a cacao increíble), pigmenta muy bien y como soy blanca, hace que me vea aún más blanca. Nada que decir pero como mencioné anteriormente, se sale muy rápido y no tengo cabeza para estar reponiéndolo cada vez que ocurra.
  4. Delineador.
    Este lo he usado unas dos veces, no más. No me considero fanática de los delineadores y menos si es negro, no me llaman la atención pero hay ocasiones que necesito hacer una linea negra en el límite de las pestañas y no tenía lápiz. He ahí el resultado de la necesidad.
  5. Labial.
    Fue amor a primera vista. El color rosado barbie me cautivó por completo y me encanta, hasta el olor que tiene me encanta, todo de este labial me gusta. Además tiene un brillo que no es de brillantina sino que el labial en sí es brillante.
  6. Labial.
    Este lo recibí de regalo de cumpleaños de una dulce amiga que está estudiando en Viña del Mar (Camila, te queremos <3) y el color es totalmente nuevo para mi. Me gustan los colores clásicos y si en algún momento les muestro mi cosmetiquero se darán cuenta de eso y el que llegara un labial de color morado fue una sorpresa. Al principio temía como se podría ver pero como soy blanca no sería tanto desastre, claro, no lo fue. Me sentí por un segundo Kylie Jenner cuando lo probé. Es muy lindo y probablemente lo utilice en algún outfit para este invierno. Además es de larga duración. Ideal.

sábado, 16 de abril de 2016

ÚLTIMOS MESES DEL ÚLTIMO AÑO.


Si me hubiera puesto a escribir esto hace unos aproximadamente 5 meses, quizás, atrás, este texto sería completamente diferente. No lo digo por lo carente de sentimiento ni nada parecido, sino que en esos meses las emociones estaban a flor de piel que tratar de volver a sentirme así es un poco imposible. Pienso que pude haber disfrutado más, haber reído lo que debí reír, haber llorado menos y sonreír más en las fotos cursales, haber tomado a compañeras y haberlas obligado a sacarnos fotos y no solo ''selfies'' egoístas para escoger una nueva foto en whatsapp. Haber dejado un poco la responsabilidad de la PSU e ir a casas de amigas los viernes en la noche o los sábados. Tantas cosas que lamentablemente no volverán. Triste, ¿no?
Los pondré al día con mi nueva vida y lo que ocurrió en esos meses del último año escolar.


No, no quedé en la universidad de mis sueños por unos míseros puntos. Está bien, me heché a morir el primer día y luego lo pensé bien, no estaré estudiando en la universidad que tanto quería pero sí estaré estudiando lo que me gusta, total, me puedo especializar en cualquier parte y ahí sí o sí la universidad de Santiago será mi única opción.


En mi ciudad hacen un desfile de todos los colegios de la región, más otras instituciones que no recuerdo cuáles son jajaja pero como colegio de puras mujeres teníamos que vernos perfectas, sí, perfectas. 



Con mis amigas en una junta en la que nos dedicamos a comer pizza jajajjajaja. Eran, creo, las 1 de la mañana y no dábamos más del sueño.


Como última semana, decidimos hacer una serie de actividades, por ej la de esta foto fue el día des disfraz y yo me disfracé de la genial Holly Golightly.


Día del deporte y guerra de agua. 


Día del pijama. No fui porque ese día fue el cumpleaños de mi hermana y quería, ese día, dedicárselo por completo. 11 de noviembre.



Firmando el libro de ex alumnas del Instituto Sagrado Corazón.


Mi amado curso junto a nuestro profesor jefe (míster) Guillermo.


Junta cursal días antes de distintas actividades del colegio y oficialmente ex alumnas del colegio.

Es increíble la magia de las fotos y transportarte a días de buenos y maravillosos momentos. Nunca pierdan la oportunidad de sacar una foto porque es lo único que tendrás de aquí a unos años o hasta que la memoria te falle.

Espero subir pronto algunas fotos de ceremonias importantes que hubieron.

domingo, 10 de abril de 2016

I REMEMBER WHEN I SAW YOU FOR THE FIRST TIME.









¡EL PRIMER OUTFIT DEL AÑO!
Qué emoción volver a subir este tipo de post al blog, de verdad. Me vino el ''viejazo'' con muchas ganas ahora que entré a la universidad y sacar fotos en el jardín de mi casa me trae los más lindos recuerdos de años anteriores. 
Tuve un lapso en el cual compré mucha, mucha, mucha ropa y accesorios, claro, que les juro que me falta tiempo para sacarles foto y subirlos, por ende, lo haré de esta manera. Subiré, tal vez, un outfit combinando cada prenda, zapato, collar, etc, para ahorrar tiempo (que ahora es EXTREMADAMENTE valioso para mi) y dejar a todos contentos. 

El vestido lo compré en Paris (tienda) y sólo me costó $3.000 pesos chilenos (benditas ofertas jajaja) me encantó al instante, siento que es un vestido tan básico que siempre nos servirá para alguna ocasión sólo hay que aprender a usar los accesorios correctos y ¡listo!
La chaqueta también la compré en la misma tienda y esta fue un poco más cara, $15.000 pesos. Con esto de la moda folk, hacia falta en mi clóset una chaqueta con flecos. El diseño de la espalda me encanta, a mi parecer le da color a todo lo que le pongas (sobre todo yo que suelo vestirme de negro cuando me pongo esa chaqueta).
Las botas me las regaló mi hermana para mi cumpleaños (sí, el de este año) y ella sabía lo mucho que deseaba tener unas botas largas estilo jinete jajajja.
El collar me lo compró mi amada madre en la tienda de nuestra modista personal y su hija hace unos accesorios tan lindos, de verdad, y este llamó mi atención de inmediato por el detalle de atrás. Aunque con mi pelo largo no acostumbro a mostrar mi espalda jajajja.
El bolso es H&M y el pañuelo lo compré en un supermercado.

SUNGLASSES.




 Estos han sido uno de los últimos lentes de sol nuevos que tengo. No soy de combinar un tipo de lentes con el outfit del día, al contrario, si me gustan unos, me los pondré con lo que quiera sin importar si combinan o no. Es como cuando tienes algo favorito y lo ocupas sí o sí. Eso me ocurre.
Además en verano es rico usar colores, combinar el naranjo con el rosado o el celeste, amarillo y naranjo. En verano se permiten todos los colores.
Y eso corre también para los lentes de sol.
También cabe recordar que estos modelos se han hecho muy populares.

Los primeros son Ray-Ban y los segundos Foster.

¿?

La gran pregunta... Qué ocurrió con mi vida. Han pasado vaaarios meses desde mi última publicación, la universidad y mi vida ya no son l...