lunes, 1 de febrero de 2016

ANYTHING CAN HAPPEN IN THIS WORLD FOR AN ORDINARY GIRL.




Para empezar, la segunda foto se ve pixelada porque cuando la saqué salió oscura, entonces, la tuve que aclarar en photoshop y se ve con ruido. Lamento si no se logra preciar bien el color.

Estos jeans me los regalaron por noviembre del año pasado junto con un vestido blanco (que algún día mostraré). Me encantan, como ahora volvieron los jeans de mamá, uno tiene que saber estar también en la tendencia que suena. Son súper cómodos, se amoldan perfectamente y, lo mejor, es que sí o sí tengo que usarlo con plataformas.
Sí, me encantan las plataformas.

PLATAFORMAS.



Y sigo con los zapatos.
Me he comprado muchos últimamente pero me encanta.
En Chile (y en varios países vecinos) está de moda las plataformas, y como dije en un post anterior, uno no puede quedar fuera de la tendencia. Entonces tienes que hacer lo posible para entrar en esa masa y marcar la diferencia o me equivoco(???).
Para llegar a tener estos preciosos zapatos tuve que esperar unos meses, al principio no me gustaban mucho, o sí, tal vez llamaron mi atención pero luego se volvieron en una necesidad. Tenía que tenerlos. Iban a ser míos.
Jajajajajja por favor léase con voz de mujer loca.
Si bien la plataforma no es de madera (lo que parece ser de madera, no es madera (¿?)) pero son realmente muy, muy, muy livianas. A primera vista uno cree que pesan por ser tan gigantes, pero no, que muchas veces al estar en esos zapatos he caminado con la impresión que me voy a caer en cualquier momento.
No sé si les pasa que necesitan, a veces, que el zapato sea pesado para sentirse seguras o que esté su pie cerca del suelo. O sea, zapato bajo.
Bueno, aún así me encantan.
Pronto subiré algún outfit con esos zapatos. 


¿?

La gran pregunta... Qué ocurrió con mi vida. Han pasado vaaarios meses desde mi última publicación, la universidad y mi vida ya no son l...