domingo, 20 de diciembre de 2015

EYEBROW STYLIST SET.

No saben qué  pasó... Acaba de amanecer y no he dormido absolutamente nada. No me afecta, al contrario, me gusta la noche pero con las cortinas cerradas, sí. He visto tanta película de terror a lo largo de mi vida que prefiero prevenir algo antes de que grite de miedo pero esta vez no cerré las cortinas y me limité a sólo mirar el computador y escuchar algo de reggaeton old school (sí, así de mal) para no mirar hacia la ventana. Hace aproximadamente ¿media hora? Tal vez, amaneció y me sorprendí ya que en época de colegio a las 6:00 ó 6:30 de la mañana aún estaba oscuro y el sol salía a las 7:30 u 8:00, con suerte. Pero los tiempos cambian. Nada que hacer.
Ya, nada más de mi historia de amanecer romántico junto al computador.



Hace ya bastante tiempo, tal vez un mes, estábamos en los últimos preparativos y fotos para la despedida de 4to medio (para la gente que lee y es de otros países, último año) y de mi curso, soy la única que maquilla relativamente bien (sí, algo sé y me siento orgullosa, ay) y muchas me piden ayuda. Como muchas saben, uno no puede compartir tooodo el maquillaje por todos los microorganismos de los demás que pueden infectar zonas sensibles del rostro y no. En mi cosmetiquero siempre ando trayendo lo justo y necesario para mí. Una base de tono claro (el más claro), una paleta nude, pinceles, pinzas y espejo. Sería. Y ese día andaba así, entonces traté de hacer maravillas con lo poco que tenía y con la sombra de color café me relleno las cejas pero con todo lo que lo ocupé en el año ya me quedaba muy poco y una compañera me presta la suya para que le rellene las de ellas (que son muy finas, por cierto, y ni tiene ceja) ((una tarea muy difícil)) pero lo probé, se lo pedí prestado para rellenar mis cejas y, wow, me encantó. No dudé en comprarlo. Acá en Rancagua hay dos tiendas DSB pero yo no creía tanto en esa tienda. No sé, siempre creí que MAC y Sephora eran las únicas tiendas supremas con respecto a maquillaje pero aaaah, esa tienda es el cielo. Todo con precios muy accesibles. La cuestión es que esta maravilla costó sólo $3.000 pesos (algo así como 5 ó 6 dólares) y ahora tengo las cejas soñadas de Audrey Hepburn. El empaque (¿?) es súper cómodo, sólo que al momento de sacarle el papel adhesivo transparente de seguridad, me quedó con restos y se ve feo.
 Pero es lo de menos a la hora de ocuparlo, en serio. Ya, esto se abre (tal y como se muestra en la foto) y donde vienen estas sombras, eso es plástico. Sí, plástico. Sientes que en cualquier momento se va a romper y quedará la embarrada. Literal.
Pigmentan muy bien, yo utilizo la sombra más oscura y se ve natural, si te pasas o te quieres engruesar el cachito, por así decirlo, que viene después del arco de la ceja, no se nota para nada, si lo sabes manejar te quedará excelente. Eso sí, no he utilizado la sombra clara pero la utilicé con mi amiga, la que me mostró este producto, y le quedó muy bien.
Viene, además, con su propio pincel, aunque no es del todo mi gusto, por la sencilla y maniática razón que los pinceles pequeños me desesperan jajaj.













Y por último, viene con tres moldes para cejas. Me explico. Estos moldes te los colocas encima de tu ceja (sin o ya depilada) y este te sirve para que le des la forma que tú quieres a esta. Una delgada, término medio y gruesa. Todo dependiendo, obviamente, de la proporción del rostro.

Espero que si en alguuuuna parte del mundo, encuentran esta tienda y este producto no duden en comprarlo. Totalmente recomendable a la hora de querer tener unas cejas perfectas.

martes, 15 de diciembre de 2015

METAS PARA MI FUTURO.

Si bien en mi post de presentación escribí que en este blog subiría cosas con respecto a la moda, bueno, me arrepiento (no literalmente) porque pienso escribir más post personales, pensamientos y cosas que me alteran la cabeza y necesito muchas veces plasmarlo en un papel o en un borrador de gmail (sí, eso hago y luego lo elimino) y como dice el título de esta entrada, hablaré de las metas que me he puesto y por sobre todo es un recordatorio.

Es muy difícil hablar de futuro siendo que no sabes exactamente qué hacer con él. Y es aún más difícil pensar en qué harás en ese futuro. No lo sé. Sencillamente, no sé. No sé si voy a fracasar, si tendré éxito, si me demoraré, si lo haré tan rápido que ni me daré cuenta cuando ya esté en mis últimos días, si lo disfrutaré o si lo voy a desperdiciar, no sé nada.

Creen que a esta edad nosotros tenemos claro cuáles son nuestros propósitos siendo que somos un pequeño porciento que aún no conocemos la crueldad del mundo y tampoco lo adorable que puede ser. Estamos bajo una burbuja que muchas veces se empaña de ilusiones y buenos recuerdos que juramos con la vida que nos volverán a ocurrir pero no es así. Créanme que nada es lo que parece. Nos desilusionamos y caemos en prototipos para encajar en lo que está socialmente aceptado.
Mhmm...
Siendo que no debe ser así.

Hace unas noches estaba en netflix, obviamente que no sabía qué película ver pero luego de reflexionar con The Ages of Adaline encontré un título que nunca me había llamado la atención pero compartía un mismo sentimiento... Locas por las Compras. Wow. Qué me hizo pensar esa película. Por muy plástica que sea, me hizo caer de golpe en la realidad de muchas mujeres (y también mía). Y también hombres por supuesto. La sensación de tener tus propias cosas y las que TÚ QUIERES. Me explico. Si tú tienes el dinero para comprarte, no lo sé, un labial YSL, lo harás y nadie te puede decir nada al respecto. O sea, a que voy con esto. Es el sueño de todos. Como el sueño americano. Tener tus propias cosas a costa de un trabajo duro y esforzado.

Y eso es lo que quiero.
Jamás me he puesto a pensar en algo así como una lista de las cosas que quiero hacer antes de morir. Es muy cliché. Y digamos la verdad, por favor, es cliché. Pero ahora que tengo 17 años, casi 18, tengo en mente cosas que quiero llegar a lograr cuando sea grande ¿?
Cuando tenía 14 años no sabía para dónde ir, a los 15 años... También. A los 16 años empecé a tener conciencia de lo que era un partido político y lo que creía era lo mejor para mí. Y ahora que tengo 17 años y he visto como este año se ha ido literalmente por la ventana, me he puesto a pensar en cosas y si quiero pensar en cosas imposibles, lo haré. Son mis metas, mis sueños, mis anhelos y sé que algún día, por muy, muy, muy lejano sea, lo lograré.
No sé, viendo mi vida hacia atrás creo que no disfruté lo que debía disfrutar.
Ya seré adulta y mi alma de niña aún no me deja.
Lo que considero un problema.
Sólo quiero poder cumplir mis propias promesas y no decepcionar(me).












Sin duda, hay que disfrutar las pequeñas cosas.

miércoles, 9 de diciembre de 2015

IN THE HEART OF THE MOMENT.



Sé que no luzco para NADA la polera pero como dije en mi post anterior estoy enferma y se me nota en la cara. Comienzo...
Esta polera es un regalo de mi hermana (linda, hermosa, preciosa, maravillosa) es de la marca Peroé y es totalmente básica y fácil de combinar. Lo cual es perfecto para mí ya que últimamente me ha costado saber qué ponerme por el calor que hace. Además me gusta el detalle de la manga 3/4. Por qué. Porque tengo un complejo con mis brazos y estoy en plan de volver a tenerlos delgados y hasta que no ocurra, me niego (a veces) a mostrarlas. No sé, supongo que a más de alguna le ocurre lo mismo.

martes, 8 de diciembre de 2015

MAJA RAVN

Estos días he estado (muy) enferma como para venir a escribir algo y me siento muy culpable por eso porque si bien salí de clases como a mitad de noviembre (ya ni recuerdo) y estamos a 08.12 y aún no escribo nada o muestro algo nuevo, siendo que tengo muchas cosas para mostrar, se me parte el alma. Además no tengo una cámara y un navegador decente como para subir post tranquila (tiene arreglo). En esta ocasión quiero mostrarles mi inspiración de años (muchos años) y sin duda es una de mis bloggers favoritas. Aunque lamentablemente, como dije una vez, ella cerró su blog en trendsales porque se fue a la universidad, aún así la sigo en instagram y tumblr pero para qué vamos con cosas, no es lo mismo, en el sentido de que como seguidora quieres saber qué piensa o cuál es la nueva tendencia que sigue y al entrar esporádicamente a sus redes sociales a publicar o rebloguear 2 ó 3 fotos, no te da muchas señales de lo que deseas. Pero aún así, mi blogger favorita.
Ella es Maja Ravn, una niña danesa de 18 años que vive en la capital de Dinamarca, Copenhague. Ella comenzó de pequeña con el asunto del blog (2009), sé que tuvo un blog de esta plataforma (google) pero lo cerró y se mudó, por así decirlo, a TrendSales. La conocí gracias a Tumblr el año 2011 y la comencé a seguir el 2012, finalmente. A medida que ha ido creciendo, he(mos) visto sus cambios en cuanto a estilo y moda se refiere (ya lo verán en las fotos que dejaré) y sin duda es algo por el cual todas, TODAS, pasamos. Me explico. Desde los tacones y amor a Gossip Girl a los 14 años hasta las zapatillas blancas y todo lo sporty. Sí, sin duda mi gran referente en cuanto a moda se refiere.









¿?

La gran pregunta... Qué ocurrió con mi vida. Han pasado vaaarios meses desde mi última publicación, la universidad y mi vida ya no son l...